Belleza

En un auténtico nido de bacterias se transforman nuestras brochas de maquillaje si no procuramos mantenerlas limpias para que estén libres de gérmenes.

El limpiarlas regularmente ayudará también a que se mantengan en perfecto estado.
¿Qué necesitarás?
Todas tus brochas de maquillaje, incluso la más pequeñitas.
¿Cómo limpiar tus brochas de maquillaje?
Paso 01: Mójalas con agua caliente, manteniéndolas en sentido horizontal para que puedas aplicar después el shampoo, y frotalas haciendo movimientos circulares con los dedos. Esta acción, la tienes que repetir hasta que salga totalmente limpia.
Paso 02: Elimina el exceso de agua con la ayuda de tu papel toalla y deja secar tu brocha sobre una superficie plana.



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.